Monthly Archives: febrero 2015

logo_plataforma_300

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública rechaza que se realicen reformas en la universidad sin que exista un consenso previo con la comunidad universitaria y apoya sus movilizaciones de los próximos días

Los cambios legislativos que nos ha impuesto comenzaron en 2012 con una modificación de la Ley Orgánica de Universidades vía Real Decreto-Ley que aumentó los precios de las matriculas para acercarlas al coste real de los estudios, subiéndolos significativamente en muchas comunidades; estableció una nueva regulación de la dedicación docente del profesorado e incorporó varias reglas para que las comunidades autónomas limiten y controlen el gasto de las universidades.

Continuó fijando nuevos requisitos para la concesión de becas y ayudas al estudio e implantando una fórmula de cálculo que implica la disminución de sus cuantías. Además, las sucesivas leyes de presupuestos generales del estado y de las comunidades autónomas establecieron nuevos recortes en los fondos destinados a becas y a transferencias corrientes para las universidades, e impusieron nuevas limitaciones para la contratación de personal con la imposición de una ridícula tasa de reposición, produciendo un envejecimiento de la plantilla universitaria.
También ha cambiado el sistema de acceso del alumnado a la universidad, y, en los últimos meses de su mandato, además de modificar la ordenación de las enseñanzas universitarias, se  plantea hacer lo mismo con los requisitos para la creación de centros y universidades y el sistema de acreditación del profesorado universitario funcionario, fundamental para el acceso a la profesión docente e investigadora.

Las organizaciones firmantes de este manifiesto rechazan estas iniciativas que pretenden convertir las universidades en empresas de servicios educativos.

No podemos aceptar una reforma que se ha aprobado sin evaluar  los nuevos grados que comenzaron a implantarse en 2007 en el marco del Plan Bolonia y que, lejos de facilitar la internacionalización de los estudiantes homogeneizando la duración con los estudios de los países de nuestro entorno, generará nuevas disfunciones porque, como señala el Consejo de Estado en su dictamen, “Parece difícil alcanzar tal homogeneización cuando dentro de nuestro propio país podría darse el caso, con la redacción del proyecto, de que un mismo título tuviera una duración diferente en una universidad y otra”. Esto podría incrementar todavía más las desigualdades entre comunidades y entre universidades de la misma comunidad.
Además, si tenemos en cuenta los elevados precios de los estudios de posgrado y las mayores dificultades para el acceso a becas y ayudas, estas transformaciones dificultarán el acceso a la Educación Superior al alumnado con menos poder adquisitivo y, a la postre, ocasionará una disminución significativa del número de estudiantes universitarios. La nueva estructura de grado y máster reducirá en un 25% los títulos de grado, empeorando la calidad docente y abriendo las puertas a nuevos recortes en profesorado y personal de administración y servicios.

Por otro lado, la reducción del número de créditos necesarios para finalizar los estudios de grado y la previsible pérdida de alumnos tendrá un impacto negativo en la financiación de las universidades públicas, dando lugar a una reconversión del sector que beneficiará a las universidades privadas, que apuestan por los posgrados como su principal ámbito de actividad.

Las organizaciones firmantes de este comunicado rechazan las reformas del Gobierno y piden a la ciudadanía que se sume al rechazo participando en las movilizaciones convocadas para los próximos días en defensa de la Universidad pública.

NO AL 3+2 QUE ENCARECE LOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS Y EXPULSARÁ AL ALUMNADO CON MENOS PODER ADQUISITIVO

NO A LA DESREGULACIÓN Y FLEXIBILIZACIÓN EN LA CREACIÓN DE CENTROS Y UNIVERSIDADES

NO A UN SISTEMA QUE PERMITE UNA ACREDITACIÓN MENOS OBJETIVA Y SIN DEMOSTRAR EXPERIENCIA DOCENTE

No al tasazo

Los estudiantes convocan huelga para el próximo 26 de febrero

La Federación de Estudiantes Progresistas (FAEST) convoca una huelga de estudiantes contra la reforma universitaria del Gobierno.

 

La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST), convoca una jornada de huelga estudiantil para el próximo 26 de febrero en todos los centros educativos y universidades, ante la reforma del sistema universitario aprobado sin consenso ni diálogo alguno el pasado viernes 30 de enero en el Consejo de Ministros.

 

La organización estudiantil exige al Gobierno la retirada del Real Decreto que permite a las universidades modificar el sistema actual permitiendo que existan grados de 3 años junto a los máster de 2 años de duración. Así mismo reclaman el fin de los recortes que se van produciendo desde que el actual Gobierno llegó a la Moncloa y que expulsan del sistema educativo cada  vez a más personas.

 

Para Alejandro Delgado, Presidente de FAEST, “los estudiantes no podemos permitir que se siga jugando con nuestro futuro improvisando reformas y medidas que sólo pretenden  elitizar la educación de nuestro país”. “Esta reforma sólo puede causar desconcierto en las universidades y una devaluación de la formación, A esto debemos sumar los efectos económicos, que sin duda alguna, tendrá como consecuencia la expulsión del sistema educativo de un gran número de estudiantes”.

 

Delgado explica que “esta reforma no ha contado con diálogo, y mucho menos con consenso alguno, los estudiante no podemos aceptarla y por lo tanto es necesario que nos plantemos ante el Ministerio con esta huelga estudiantil  y digamos que no aceptaremos su reforma”.

 

Por último, FAEST, hace un llamamiento a padres y madres, sindicatos, representantes de estudiantes y a colectivos de afectados por los recortes para sumarse a las movilizaciones.

 

 

noaltasazo-universidad

FAEST cree acertada la decisión de los Rectores de sobre la moratoria para la reforma universitaria

La Federación de Estudiantes Progresistas se muestra contenta por la decisión de la CRUE de aprobar una moratoria hasta 2017 para la implantación de los grados de 3 años y máster de 2 años

 

 

La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) cree acertada la decisión que se ha tomado desde la CRUE (Conferencia de Rector de Universidades Españolas) sobre la moratoria que retrasará la implantación de la reforma universitaria hasta el año 2017.

 

Desde FAEST recuerdan que estudiantes, rectores y el Consejo de Estado se había mostrado en desacuerdo con esta reforma que fue aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros. Su presidente, Alejandro Delgado cree “que la comunidad educativa es coherente y sigue pensando que no se puede improvisar una reforma, por eso tanto rectores como estudiantes nos hemos plantado y hemos dicho que no se puede aceptar esta reforma”.

 

Delgado afirma que “a pesar de lo que diga el Ministro Wert, esta reforma es una medida más que quiere encarecer y devaluar nuestro sistema educativo como todas las medidas que viene tomando el  Gobierno Central desde que llegó a la Moncloa”.

 

La federación concluye “una vez más lo que hace el ministro es enfrentarse a la comunidad educativa en vez de dialogar.” “Sin duda alguna, nos encontrará enfrente y no nos quedaremos inmóviles cuando una vez más intentan quitarnos derechos para favorecer a una élite”.