Monthly Archives: noviembre 2013

#30N Marcha a Madrid por la educación y contra la LOMCE

30N MARCHA CIUDADANA POR LA EDUCACIÓN


El Congreso acaba de aprobar la ley de Educación más repudiada y rechazada de la historia de la democracia. El Gobierno se empeña en legislar ignorando por sistema lo que la mayoría ciudadana le está exigiendo en la calle. Una actitud impropia de un Estado democrático que no va a conseguir callar la voz y la razón de la Comunidad Educativa.

Las fuerzas políticas de la oposición en el Parlamento se han comprometido públicamente a derogarla con ocasión de un cambio de gobierno; la sociedad, en el marco de la Consulta Ciudadana por la Educación, ha expresado ampliamente un rechazo frontal e incuestionable a la misma y a los recortes en educación; varios colectivos, sindicatos, asociaciones de padres y madres, organizaciones estudiantiles y gobiernos autonómicos se han comprometido a promover la inconstitucionalidad por entender que lesiona gravemente derechos y principios constitucionales, y la Administración Educativa, con el ministro Wert al frente, está completamente desacreditada y deslegitimada para la acción de gobierno, dentro y fuera del Estado Español.

Esta ley impuesta nace muerta y la movilización social ha sido clave y fundamental para conseguirlo. Por ello es preciso mantener, ahora más que nunca, el pulso y la unidad de acción, y ya hemos anunciado, en repetidas ocasiones, que la Plataforma Estatal por la Escuela Pública se compromete a continuar haciéndolo.

Hoy volvemos a manifestarnos en contra de las políticas que están destruyendo nuestro modelo social, pero ya no sólo para advertir del riesgo que conllevan, sino para dar cuenta del daño que están haciendo y del suicio colectivo al que nos conducen. Los recortes en los bienes básicos, la reducción de las cuantías de las prestaciones, y la exclusión de grupos de ciudadanos de servicios elementales, han potenciado los niveles de fragmentación social, cuya reducción costó varias décadas y grandes acuerdos sociales.

A día de hoy, el inaceptable endurecimiento de los requisitos de acceso y renovación a las becas, perjudica gravemente al alumnado que quiere cursar estudios de Bachillerato y Formación Profesional, impidiendo que muchos estudiantes puedan proseguir con ellos y, además de los que han tenido que abandonarlos o ralentizarlos en el ámbito universitario, según la CRUE, se podría excluir a otros más de 83.000 alumnos de su condición de becario. El Ministro todavía no ha explicado por qué los pobres deben ser mejor estudiantes que los ricos. Además, los presupuestos en educación del Gobierno central y las CCAA para 2014 siguen descendiendo porque el Gobierno de Rajoy se comprometió con la UE a rebajar el gasto en educación, todavía más, hasta alcanzar el 3,9% del PIB en 2015.Según los datos de un reciente estudio de la UE, el gasto público en educación en España cayó del 5,1% en 2009 al 4,7% del PIB en 2011, por debajo de la media europea del 5,3%. Y la asignación presupuestaria total para educación disminuyó un 4,1% en 2012 y un 7,3% en 2013, de acuerdo con el estudio. Así, se consolidan los recortes en profesorado, en las partidas destinadas a la educación compensatoria, y miles de niños y niñas no dispondrán de las becas de comedor y de libros que necesitan con urgencia.

Hoy volvemos a denunciar que la acción combinada de normas regresivas y dudosamente democráticas -como la LOMCE, los decretos de becas y tasas, o la reforma de la administración local- con la aplicación de estos recortes injustos y perversos, está intentando consolidar de forma implacable, a través del sistema educativo, un modelo social involucionado y basado en la desigualdad y en la eliminación de derechos. Que ninguna de esas decisiones supone una solución para salir de la crisis o resolver los problemas reales de la educación, sino una estrategia planificada para aumentar las desigualdades y favorecer a unos pocos, a esos pocos de siempre, y que por eso se están destruyendo los instrumentos del sistema que garantizan la igualdad de oportunidades, la equidad y la cohesión social.
A partir del próximo curso se intentarán aplicar los primeros cambios en la ordenación del sistema educativo que incorpora la LOMCE, pero mucho antes, en unas pocas semanas, una vez publicada y en vigor, la educación en este país habrá perdido la condición de servicio público, con lo que el ataque específico a la escuela pública se intensificará, los poderes públicos ya no tendrán la obligación de garantizar un número de plazas públicas suficientes en el sistema, la función constitucional de control y gestión de la educación por parte de los Consejos Escolares quedará eliminada, la Administración tendrá la facultad de adjudicar suelo público a centros concertados, con lo que se expoliarán aún más los recursos públicos por parte de quienes deberían protegerlos y gestionarlos adecuadamente, y los centros que segregan por sexo podrán recibir dinero público, mediante una coartada supuestamente legal, a través de los conciertos.
En la medida en que se vayan implantando los cambios que establece la LOMCE, nuestra educación será cada vez más selectiva, más segregadora, más incapaz de combatir el abandono educativo temprano, más excluyente y agravará los problemas de la educación generando nuevas dificultades y nuevos conflictos como los que comporta la implementación de las revalidas que pueden dejar sin título y sin posibilidad de continuar en el sistema educativo al alumnado que no las superen.

Esta no es la educación que queremos. Otra educación es posible y necesaria.

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública integrada por madres y padres del alumnado, organizaciones de estudiantes, sindicatos de la enseñanza y movimientos de renovación pedagógica, sigue exigiendo que cesen todos los recortes educativos, al igual que el resto de recortes sociales. De igual forma, sigue exigiendo que se incremente el número de becas y su cuantía; que se recuperen los programas educativos que han demostrado su éxito en los últimos años, en definitiva, que se recupere el nivel de inversión educativa, el que nunca debimos perder.

Exigimos nuevamente que se retire la LOMCE y que se inicie, con nuevos interlocutores en el Ministerio de Educación, un proceso de diálogo y búsqueda de soluciones conjuntas con las organizaciones representativas de la Comunidad Educativa que dote de estabilidad al sistema, desde la Educación Infantil hasta la Universidad.
NO A LOS RECORTES, NO A LAS CONTRARREFORMAS, NO A LA LOMCE.

FAEST convoca una jornada de huelga estudiantil para el próximo 20 de noviembre

La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas considera que “la total falta de sensibilidad del Ministerio de Educación ante su grave error con la Orden a los estudiantes Erasmus ha sido la gota que ha colmado el vaso”

La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) convoca una jornada de huelga estudiantil en todos los niveles del sistema educativo para el próximo 20 de noviembre, día en el que la LOMCE ante lo que consideran “el mayor ataque a la educación pública que se haya conocido en nuestra democracia”. Para FAEST “el cóctel de recortes en educación, LOMCE y constantes agresiones verbales de Wert y su Ministerio a los estudiantes, hacen inevitable esta convocatoria de huelga”.

 

La organización cree que “a Wert y al Gobierno se le han acabado todas las oportunidades con los estudiantes al hacer ‘oídos sordos’ a cualquier reivindicación por justa y comprensible que sea”, –y añaden- ”la situación es crítica para miles de estudiantes que ante los recortes en becas, los tasazos y los ataques constantes a la educación pública con leyes como la LOMCE, ven como su presente y futuro educativo se echa por la borda”.

 

Para Fidel González, Presidente de FAEST, “la total falta de sensibilidad mostrada por Wert y el resto del Gobierno ante su grave error de dejar a miles de estudiantes Erasmus tirados a mitad de curso en sus países de origen en el extranjero, ha sido la gota que terminado de colmar un vaso que ya rebosaba”. “Es inaceptable que el Gobierno continúe con su política caciquil en educación, recortando todo cuanto puede y sin dar ninguna explicación coherente al respecto”.

 

González concluye afirmando que “los estudiantes estamos hartos de ser el punto de mira de un Ministro bravucón que en vez de ser nuestro principal valedor, se ha convertido en nuestro mayor enemigo y el de toda la comunidad educativa, con sus recortes y declaraciones”.